El flujo del ombligo

EL FLUJO DEL OMBLIGO

El flujo del ombligo protege todos los órganos de nuestro cuerpo.

Nos ayuda cuando nos sentimos débiles, ayuda a gente introvertida, cuando hemos trabajado demasiado o realizado muchos esfuerzos, cuando nos falta fuerza vital o cuando tenemos problemas sentimentales.

Nos da energía para todo el día, regula la función hormonal y nos ayuda durante la menopausia. Regula la temperatura corporal, da vitalidad durante el embarazo, ayuda durante el parto. También previene sudoraciones repentinas diurnas y nocturnas.
Alivia los dolores reumáticos y cuando nos duelen las articulaciones, los brazos, hombros y oidos. Muy eficaz para otitis, tinitus, ruidos en los oidos.

Esto es lo que tienes que hacer:

Coloca tu mano izquierda sobre el punto 20 derecho (en la parte superior de la frente, ligeramente por encima de las cejas).
Al mismo tiempo coloca tu mano derecha para hacer un puente de transmisión del punto 19 izquierdo(en la cresta del codo del lado del pulgar).

Toca estos puntos (lo puedes hacer cómodamente en la cama, antes de levantarte) como mínimo 3 minutos.

Luego coloca tu mano derecha sobre el punto 20 izquierdo y al mismo tiempo tu mano izquierda en el punto 19 derecho. (o sea lo mismo pero al revés)

Si lo haces REGULARMENTE todas las mañanas y si puedes también a la hora de la siesta después de comer te sentirás muchísimo mejor y al cabo de poco tiempo desaparecerá tu problema de oidos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario